jump to navigation

Las Naciones según Isaac Asimov 29 mayo, 2015

Posted by franciscolozano in Futuro, Sociedad.
add a comment

Isaac Asimov ha sido uno de los maestros indiscutibles de la ciencia-ficción además de un escritor prolífico como pocos. Su producción escrita, numerosísima, brillante y muy variada, sigue asombrando al mundo dos décadas después de su muerte.

Pero de las muchas facetas de la personalidad pública de Asimov me quedaría, sin lugar a dudas, con dos: su facilidad para comunicar ideas complejas y hacerlas comprensibles a un amplio espectro de lectores y, no menos importante, su atinada visión de futuro.

Esta última competencia la ejerció Asimov tanto a través de sus novelas de ficción como también en sus ensayos. Precisamente de sus Memorias autobiográficas he querido extraer unas reflexiones del autor estadounidense de origen ruso en las que analiza en clave personal, aunque al mismo tiempo universal, el concepto de Nación, en una perspectiva de evolución a medio y largo plazo de nuestro planeta. Y lo hace desde el pragmatismo y el racionalismo propios de una mente científica como la suya, pero también desde el sentido común, la experiencia vivida y una fina pero contundente ironía.

Aquí tenéis el artículo que he escrito apoyándome en esta reflexión que Asimov vertió en sus Memorias hace casi un cuarto de siglo: Las Naciones según Isaac Asimov

Anuncios

Les Nacions segons Isaac Asimov 29 mayo, 2015

Posted by franciscolozano in Futuro, Sociedad.
add a comment

Isaac Asimov ha estat un dels mestres indiscutibles de la ciència-ficció a més d’un escriptor prolífic com pocs. La seva producció escrita, nombrosíssima, brillant i molt variada, segueix sorprenent al món dues dècades després de la seva mort.

Però de les moltes facetes de la personalitat pública d’Asimov em quedaria, sense cap dubte, amb dos: la seva facilitat per comunicar idees complexes i fer-les comprensibles a un ampli espectre de lectors i, no menys important, la seva encertada visió de futur.

Aquesta última competència la va exercir Asimov tant a través de les seves novel·les de ficció com també en els seus assajos. Precisament de les seves Memòries autobiogràfiques he volgut extreure unes reflexions de l’autor nord-americà d’origen rus en què analitza en clau personal, però al mateix temps universal, el concepte de Nació, en una perspectiva d’evolució a mitjà i llarg termini del nostre planeta. I ho fa des del pragmatisme i el racionalisme propis d’una ment científica com la seva, però també des del sentit comú, l’experiència viscuda i una fina però contundent ironia.

Aquí teniu l’article que he escrit recolzant-me en aquesta reflexió que Asimov va abocar en les seves Memòries fa gairebé un quart de segle: Les Nacions segons Isaac Asimov

 

La memoria perdida 29 abril, 2013

Posted by franciscolozano in Futuro.
add a comment

Quienes en un lejano futuro hagan recuento de nuestras obras tendrán, sin duda, dificultades para valorarlas. Estarán probablemente desorientados ante una especie en cuyo legado coexisten las mayores maravillas junto a los más penosos horrores. Como quiera que sea, tanto nuestras virtudes como nuestras miserias forman parte indisoluble de nuestra Realidad, e incluso es posible que ambas por igual nos hayan enriquecido. Son, en definitiva, nuestro patrimonio y como tal deberemos asumirlo y preservarlo.

Ver el artículo completo: La memoria perdida

La Aldea Humana 8 noviembre, 2011

Posted by franciscolozano in Futuro, Sociedad.
add a comment

Globalización versus nacionalismos. Mestizaje versus diferenciación. Más allá de los componentes puramente financieros de la actual crisis económica, existen tendencias de fondo mucho más potentes que ya nos están conduciendo a un cambio de paradigma en la forma de entender el mundo, en la manera de organizar la convivencia entre sus habitantes (las antiguas naciones-Estado, las organizaciones transnacionales, las nuevas potencias emergentes, etc) y, probablemente, en la horquilla de valores que deberán fundamentar, a la par que inspirar, al ser humano.

Como es lógico en un proceso de tanto calado, el camino no está siendo fácil. Los cambios en los equilibrios de poder hasta ahora vigentes generan enormes tensiones entre regiones del globo y, al mismo tiempo, la insolvencia de algunas premisas de los modelos económicos y su difícil sostenibilidad en el tiempo están ya provocando reacciones de rechazo e indignación en amplios colectivos de la población ajenos a los círculos de poder. Aunque han habido iniciales tentaciones de ningunear a estos movimientos por incipientes o carentes de contenidos concretos, se tratan, en mi opinión, de señales de aviso propias del proceso de cambio en el que ya estamos inmersos. No serán las únicas y deberemos estar atentos para identificarlas.

¿Podremos pasar de una visión fragmentada del mundo a una visión más unitaria, en la que sean compatibles tanto el respeto por las diferencias como la apuesta por una gestión global de los asuntos que nos interesan y nos conciernen a todos (el crecimiento equitativo de los territorios, el uso racional y consensuado de los recursos naturales para que puedan satisfacer las necesidades de todos y no sólo las de unos a costa de los otros, la lucha conjunta para afrontar retos colosales en materia de demografía, de clima y de medio ambiente, etc)?

De estos desafíos y de estas inquietudes trata mi artículo La Aldea Humana, una reflexión sobre una forma alternativa de ver a los habitantes de este planeta compartiendo un hogar común. Os invito a dedicar unos pocos minutos de vuestro tiempo a su lectura.

Hello World! 7 noviembre, 2011

Posted by franciscolozano in Futuro.
add a comment

¡Hola, ciudadanos del mundo! Mirad un poco hacia arriba, justo en el recuadro azul que encabeza este blog. Es una fracción infinitesimal del Universo en el que vivimos. Imaginad por un momento que uno de estos millones de puntos es la Tierra, nuestro Hogar, apenas un pequeño punto azul pálido, como le gustaba definirlo a Carl Sagan, en el que todos los que ahora me leéis sentimos, sufrimos o disfrutamos. Compartimos este planeta en un tiempo presente complejo, lleno de riesgos pero también plagado de oportunidades. Revisemos con espíritu crítico y constructivo el paradigma económico, social y político que articula nuestro Hoy y ayudemos a poner los cimientos del próximo paradigma. En este proceso de cambio hay espacio para la indignación, porque sólo con ella nos podemos cuestionar la lógica de los status quo actuales, y para la reflexión, porque sólo con ella podremos evitar repetir los errores del pasado. Tenemos la obligación, para con nosotros mismos y también para con las generaciones que están por venir, de cuidar y de preservar esta Aldea global, singular e irremplazable, en donde lo mejor y lo peor de la condición humana conviven en un equilibrio cada vez más inestable. Estoy convencido de que hay talento más que suficiente para lograr este objetivo. Busquémoslo alrededor nuestro, entre la gente que conocemos, pero también en nuestro interior. Es nuestra opción imaginar en qué futuro nos vamos a sentir mejor nosotros y aquellos a quienes apreciamos. Hagamos este ejercicio. RECONSTRUYAMOS NUESTRO FUTURO.