jump to navigation

Bajo el mismo cielo protector 17 enero, 2015

Posted by franciscolozano in Política.
add a comment

Frente a la demostrada capacidad del hombre para adaptarse al medio o incluso para modificarlo, contrasta la imposibilidad de cambiar la condición humana. Pasen los siglos que pasen.

Tras los trágicos atentados de New York , el 11 de septiembre de 2001 y sus posteriores consecuencias geopolíticas, el mundo entró en una era de inseguridad e incertidumbre mayores incluso que las conocidas en épocas también convulsas del pasado. Nada de lo que pasó y de lo que sigue pasando en diversas partes del mundo desde el clímax de terror visualizado en directo en 2001, puede admitir una sola lectura, a excepción del reconocimiento de la naturaleza execrable de cualquier crimen y de la imposible justificación de cualquier forma de privar de la vida a una persona. Dicho esto, cierto es que todo está abarrotado de matices, de claroscuros y de contradicciones.

Nadamos en una abundancia de información que pretende decirnos dónde está el Bien y dónde está el Mal, qué es lícito y qué es ilícito, qué es inadmisible y qué puede ser admitido. Recibimos noticias en tiempo real sobre los diversos grados de dolor y destrucción que se producen en cualquier parte del planeta, y nadie negará que nos llegan con rapidez y en múltiples y excelentes formatos multimedia. Pero apenas tenemos la posibilidad de vislumbrar las zonas grises del evento que generó la noticia. Lo ocurrido en París hace unas semanas es una pieza más que se añade a la interminable cadena de odio y muerte, de acción y reacción, que no ha dejado de forjarse desde aquel no tan lejano 2001. Todo aquello generó en mí una necesidad de reflexionar, aunque desde la aceptación previa de mi incapacidad para comprender. De esa reflexión surgió mi artículo Bajo el mismo cielo protector, un texto que seguiría suscribiendo hoy, trece años después, y que os invito a releer conmigo.